La ‘nube de puntos’, la última herramienta en la metodología BIM

21 de Mayo de 2020

La ‘nube de puntos’, la última herramienta en la metodología BIM para proyectos cada vez más precisos y eficientes

Nuestro compañero y Director Técnico de Aspor, José Luis Valldecabres, nos cuenta la última herramienta que han incorporado a los proyectos.

En Aspor llevamos 4 años redactando nuestros proyectos bajo metodología BIM, una forma de trabajo que permite la gestión integral de los proyectos de construcción, en todas sus fases y durante el ciclo de vida completa del edificio, por medio de modelos virtuales y de forma colaborativa entre los diferentes agentes que intervienen en el proceso.

Y en la continua búsqueda de mejorar nuestros procedimientos internos, la metodología de nube de puntos ha sido la última de las incorporaciones en nuestro proceso de proyecto-construcción.

Una nube de puntos es el producto final de una medición generada por una estación topográfica que lanza millones de puntos en todas las direcciones del espacio. Una vez el haz de puntos encuentra una geometría, la información vuelve de regreso a su punto de origen. Esta información, tras un postproceso informático, nos permite generar una geometría digital exacta de cualquier ubicación. El producto final de esta tecnología también nos permite, entre otras acciones, generar imágenes HDR 360º para conseguir una inmersión total o incluso tomar mediciones in situ, gracias a la posibilidad de llevar a cabo mediciones en un entorno tridimensional. 

Gracias a esta tecnología tenemos un control total y milimétrico de lo ejecutado en fase de obra, evitando así posibles errores típicos del trabajo con la metodología tradicional.

A pesar de ser una de la metodologías más recientes que hemos incorporado, en Aspor ya hemos podido comprobar sus múltiples ventajas en todas las fases que implica una construcción. En fase de proyecto, por ejemplo, nos permite cualquier tipo de medición tridimensional en la ubicación real de nuestros proyectos. En fase de construcción y dirección de obra, nos permite una actualización de los modelos con la realidad ejecutada, adelantándonos a posibles conflictos e interferencias. Por último, en fase de finalización de las obras y de entrega de documentación, nos permite la actualización de los modelos de proyecto para obtener un producto As-Built fiel reflejo de la realidad, que es complemento perfecto al ya usual y conocido por todos como “libro del edificio”.

Mantenimiento integral de edificios

La última de las implantaciones de esta tecnología ha sido su uso para el mantenimiento integral de edificios. El escaneo de nubes de puntos 3D nos ha permitido el levantamiento de naves industriales y plataformas logísticas de una manera efectiva y fehaciente para el posterior modelado de los edificios y de sus instalaciones. 

El producto final es un edifico virtual que incluye aquellas instalaciones que serán susceptibles de ser mantenidas durante la fase de explotación del edificio. Este modelo 3D sirve como repositorio y archivo único donde centralizar toda la documentación generada por su mantenimiento.

Este es un claro ejemplo de que la metodología BIM avanza a pasos agigantados. Desde ASPOR tratamos de seguir esta estela desde que comenzamos a adoptar esta nueva metodología de trabajo. Nunca dejamos de buscar nuevas maneras de proyectar y de dirigir las obras y abrazamos cualquier nueva tecnología como herramientas imprescindibles que nos sirvan para tal fin buscando siempre la excelencia en nuestro trabajo para ofrecer un servicio de calidad a nuestros clientes.